Características generales        

 

 

    Plutón tiene un diámetro de 2.370 kilómetros y es el prototipo de una nueva clase de objetos, denominados por la IAU "planetas enanos". De hecho, es más pequeño que nuestra Luna y los satélites Io, Europa, Ganímedes y Calixto, de Júpiter; Titán de Saturno y Tritón de Neptuno.

 

    Las imágenes y datos más precisos sobre Plutón se deben a la misión espacial New Horizons, de la NASA. Llamada inicialmente como "Misión Plutón-Cinturón Kuiper" (Pluto-Kuiper Belt Mission), fue rebautizada como New Horizons y lanzada el 19 de enero de 2006. La sonda alcanzó el sistema Plutón-Caronte el 14 de julio de 2015, pasando a 12.470 kilómetros de Plutón a las 11:49 GMT (7:19 a.m. hora de Venezuela). Se estima que la sonda estará transitando el cinturón Kuiper hasta el 2026.

 

    Su período de rotación, medido en tiempo terrestre, es de 6 días 9 horas 18 minutos (153,3 horas). Su rotación se realiza en sentido retrógrado. Su densidad media es de 1,88 gr/cm3 (agua=1 gr/cm3) y su gravedad es de 0,6 m/s2 (Tierra=9,8 m/s2).

 

    El plano de su órbita en torno al Sol es el más inclinado con 17° 8´24”. Su órbita es tan excéntrica que entre los años de 1979 hasta 1999, se ubicó más cerca al Sol que Neptuno. Cumple su traslación en 90.588 días (248,1863 años). Durante su Perihelio, el planeta enano se ubica a 4.446,6 millones de kilómetros del Sol (unas 29,657 AU). En el Afelio, alcanza los 7.363,2 millones de Km. (48,871 AU).  

 

 

 

A la izquierda, imagen de Plutón realizada con radiotelescopios. A la derecha, imagen tomada por la sonda New Horizons entre los días 13 y 14 de julio de 2015 

 

 

    Plutón es un planeta enano cubierto de hielo. Los análisis espectrales dan como resultado una envoltura planetaria constituida por un 98% de hielo de nitrógeno, y un 2% repartido entre hielo de metano y monóxido de carbono. La fracción de superficie que mira hacia su satélite principal, Caronte, posee la mayor concentración de hielo de metano, mientras que la cara opuesta, es donde se acumula la mayor concentración de hielo de nitrógeno y monóxido de carbono.

 

    La superficie de Plutón posee grandes contrastes: un color generalizado de la corteza es el anaranjado oscuro, pero posee grandes características geológicas con tonalidades negro y blanco. Entre las regiones oscuras se encuentran las zonas que han sido llamadas con los nombres populares de "La ballena" y "La rosquilla", mientras que entre las regiones claras se encuentra "El corazón".

 

Rotación de Plutón. Realizada con imágenes tomadas por la New Horizons.

 

    La IAU todavía no se ha pronunciado con los nombres oficiales de las características geológicas de Plutón, sin embargo ya han comenzado a circular versiones con algunas propuestas.

 

    En lo que respecta a las regiones oscuras alineadas hacia el Ecuador del planeta enano, las mismas han recibido denominaciones de dioses, semidioses y entidades malignas de corte literario. En este sentido, han comenzado a ser llamadas:

 

Meng-p'o: diosa budista del olvido y la amnesia. Una de sus tareas en el inframundo es garantizar que las almas reencarnadas no se acuerden de sus vidas anteriores.

 Cthulhu: dios anciano en una de las obras de Howard Phillips Lovecraft (1890 - 1937) mezcla de rasgos humanos, pulpo y dragón.

Krun: uno de los cinco señores del inframundo.

Ala: diosa odianai de la tierra, la moral, la fertilidad, y la creatividad.

Balrog: monstruo capaz de envolver en fuego, oscuridad y sombra. Creación literaria de J.J. Tolkien en “El Señor de los Anillos”.

 Vucub-Camé y Hun-Camé: héroes gemelos mayas, dioses de la muerte.

   

Regiones oscuras de Plutón con propuestas de nombres.

 

    La ausencia casi total de cráteres de impacto, revela una superficie muy joven, en donde debe existir un mecanismo de rejuvenecimiento. Hacia el borde Sur de "El corazón" se encuentra una región que ha sido bautizada provisionalmente como los "Montes Norgay". Sus cimas, constituidas por hielo de nitrógeno alcanzan los 3.500 metros de altura.

 

Montes Norgay, hacia el Ecuador de Plutón.     

 

    Hacia las regiones septentrionales de Plutón, se extiende las Planicies Sputnik (Sputnik Planum). Las mismas que encuentran dentro de las Región de Tombaugh (Tombaugh Regio). Los geólogos planetarios todavía no encuentran explicación a estas costras de hielo las cuales se encuentran bordeados por canales poco profundos. Hasta el momento han sugerido dos procesos para explicar estas formaciones: contracción o convección de la superficie. La contracción se asemeja al proceso que ocurre en los lechos secos de los lagos y ríos. La convección se asemeja al proceso que ocurre con la cera que se deposita en una lámpara. 

 

Planicies Sputnik, en la Región de Tombaugh.  

 

    Al Oeste de las Planicies Sputnik, al borde de la Región de Tombaugh, se encuentra una segunda cadena de montañas, con alturas de unos 1.600 metros. Las mismas se ubican a unos 110 Km de los Montes Norgay. Estas montañas se encuentran en una zona de compleja interacción entre las llanuras congeladas - más jóvenes - y una zona oscura, en donde se logran apreciar algunos cráteres. Dos cráteres grandes aparecen rellenados por el material nuevo, que los investigadores sostienen que se trata de hielo de nitrógeno.  

 

Segunda cadena montañosa, al borde de las Planicies Sputnik.

 

Los astrónomo planetarios consideran que Plutón posee una estructura interna diferenciada, con un núcleo de unos 1.700 Km de diámetro (el 70% de su tamaño) constituido por roca; un manto dividido en una parte interna de hielo de agua y una sección exterior de nitrógeno congelado, y una corteza de hidrógeno y metano congelado.

 

 

Estructura interna de Plutón.

 

    Recientes estudios han determinado que se está produciendo un fenómeno de "calentamiento global" en Plutón. Este proceso, según James Elliot, director del Observatorio Wallace del MIT (Massachusetts Institute of Technology) y Marc Buie, del Observatorio Lowell, se debe al cambio de altura del Sol en el cielo de Plutón.

 

    Este comportamiento en Plutón es paradójico y contrario a lo que se esperaba. El sentido común esperaba que el planeta, al encontrarse ahora en su etapa de alejamiento del Sol, se iría congelando y su temperatura descendería más.

 

    Algunos astrónomos planetarios han denominado al proceso que está ocurriendo en Plutón “efecto anti-invernadero”. Se esperaba que al alejarse el planeta del Sol, el nitrógeno se condensará y cayese sobre el planeta en forma de nieve. Lo que está ocurriendo es el efecto contrario. La astrónoma Candice Hansen ha encontrado una explicación al fenómeno de Plutón: El hielo de nitrógeno, con una temperatura entre 40 y 60 K, se encuentra en equilibrio termodinámico con el vapor de nitrógeno, que forma una capa de niebla entre 20 y 50 Km sobre la superficie. Al exponerse el casquete polar Sur de Plutón a la luz solar, después de 120 años de oscuridad absoluta, se ha iniciado un proceso de sublimación de nitrógeno que ha alimentado la débil atmósfera del planeta y ha permitido el incremento de la misma y la subida de la presión atmosférica.         

 

    De manera similar a cómo se calienta la superficie de la Tierra a medida que el Sol asciende en el cielo, la superficie de Plutón se está calentando, producto del cambio que se está produciendo desde 1989. El cambio global de temperatura en el planeta, producto del desplazamiento en su órbita, se encuentra entre -235 y -170 °C. Recientemente se ha detectado un incremento de la temperatura en Plutón (unos 2 °C) y mediciones la han situado en 43 K (-230 ºC). Estos estudios fueron realizados el 21 de agosto de 2002, con el telescopio CFHT (Canada–France–Hawai Telescope) de 3,6 metros, en la cima del Mauna Kea, Hawai.

 

    La presión atmosférica se ha elevado unas tres veces. Según los astrónomos, la evaporación del hielo de Nitrógeno de la superficie del planeta, ha hecho que el mismo pierda reflectividad, permitiéndole absorber más calor del Sol.

 

    Plutón y la mayor luna de Neptuno, Tritón, poseen una composición similar. Esta circunstancia hace que los procesos que ocurren en ambos cuerpos sean muy parecidos. En el año 1997, aprovechando una ocultación de una estrella, se determinó que Tritón se había calentado, desde que fue estudiado por la sonda Voyager, en 1989. La presión atmosférica en Plutón y Tritón, es unas 100.000 veces menor que la existente en la Tierra.  

 

    Los astrónomos esperan poder realizar estudios más intensivos sobre Plutón y su sistema de lunas, aunando los datos recolectados por la sonda New Horizons y el radiotelescopio Gran Arreglo Milimétrico de Atacama, ALMA (Atacama Large Milimeter Array) culminado en 2012. Los controladores de vuelo de la sonda estiman que la cantidad de datos recolectados por la New Horizons demorarán unos 16 meses de transmisión, después del encuentro cercano de julio de 2015.