Características generales de Venus         

       

        Venus gira a una distancia media de 108,21 millones de Km del Sol, lo que es igual a 0,723332 UA. Una Unidad Astronómica equivale a 149.597.870 Km.

 

        La inclinación del plano de giro del planeta con respecto a la Eclíptica es 3º 23´39,3”, pero la inclinación de su eje de giro es 177º 24´ lo que hace que el planeta gire en sentido retrógrado. La inclinación del Ecuador del planeta con respecto al plano de la órbita es de 2º 36´.

 

        La órbita de Venus es la de más baja excentricidad en el Sistema Solar (e=0,00677). Esto hace que la misma sea prácticamente una circunferencia. Sin embargo en el Perihelio del planeta, se acerca al Sol a 107,477 Millones de Km y en el Afelio, se aleja a 108,939 Millones de Km. la variación (span) de la órbita es de apenas 1,462 Millones de Km (el de la Tierra es de un poco más de 5 Millones de Km).

 

        Tiene un diámetro ecuatorial de 12.103,6 kilómetros, equivalente al 94,99% del tamaño de la Tierra. Es un planeta muy redondo ya que sus radios polares y ecuatoriales son idénticos (Rp=Re=6.051,8 Km).

 

        La masa de Venus, considerando a la Tierra =1, es 0,81499, siendo su masa absoluta 4,8690 x 1027 gramos.

 

        Sus velocidades de traslación alcanzan en el Perihelio 35,2 Km/s y en el Afelio 34,8 km/s. Esto le permite dar una vuelta en torno al Sol (período de traslación) en 224,7 días.

 

        Por mucho tiempo, las densas capas de nubes en la atmósfera del planeta impidieron la determinación de su período de rotación. Las mediciones realizadas por efecto Dopler también fallaron en la determinación del giro del planeta. La atmósfera de Venus fue observada por primera vez en 1761 por Mijaíl Vasílievich Lomonósov (1711-1765), durante un tránsito del planeta sobre el disco solar.

 

          Trabajos realizados desde el radiotelescopio de Arecibo, en 1964, establecieron su período de rotación en 243 días. Mediciones realizadas con la sonda espacial Venus Express (ESA) en 2006 - 2015 permitieron determinar que el período de rotación del planeta es de 243,025 días terrestres, los cuales realiza de manera retrógrada. 

 

Fotografía de Venus tomada por el Mariner 10.

        Con la rotación de Venus, nos encontramos dos características importantes:

1)    Su día dura más que su año. El día venusino dura 18,32 días terrestres más que su año.  

2)    La rotación ocurre en sentido retrogrado. Se ha asumido que el estándar para definir una rotación prógrada es la que realiza el planeta  - vista desde el polo Norte del Sol - en sentido contrario a las agujas del reloj (antihorario). Venus realiza su rotación en el mismo sentido de las agujas del reloj. 

        Su atmósfera, muy gruesa y pesada, ejerce una presión enorme sobre la superficie del planeta (93 bar, equivalente a la presión existente a 1 Km. de profundidad en el mar). Su principal componente, el dióxido de carbono (97 %), produce el llamado efecto invernadero, que hace que la temperatura en la superficie del planeta ascienda hasta los 462 °C (737 K) siendo el planeta más caliente del Sistema Solar.

        La densidad media de Venus es 5,243 g/cm3. Posee el Albedo mayor del Sistema Solar: 0,75. Esto quiere decir que el planeta aprovecha del Sol menos calor que la Tierra. Refleja el 75% de calor recibido por el Sol.

        La sonda soviética Venera 4 fue la primera en encontrar que el campo magnético del planeta o no existe o es muy débil. Se estima que su límite superior es unas 100.000 veces más débil que el de la Tierra. De manera similar, la inclinación del mismo con respecto al planeta es desconocida. mediciones recientes realizadas por la sonda europea Venus Express determinó que el campo magnético de Venus se produce por la interacción entre la ionosfera del planeta con el viento solar (a diferencia del de la Tierra, que es producto del efecto dinamo que produce la rotación del núcleo).

        La aceleración de la gravedad es 8,87 m/s2. Una persona que en la Tierra pese 80 kg, en Venus pesaría 72,4 kg. La velocidad de escape del planeta es 10,36 km/s.

        La presencia de rocas basálticas en su superficie sugiere actividad volcánica. La presencia de elementos radioactivos, como Potasio, Uranio y Torio, refuerzan la teoría de vulcanismo en el planeta.

Imagen térmica de la superficie de Venus. Crédito: sonda Venus Express, ESA.

 

        Desde la misión Magallanes, de la NASA, se había recolectado evidencias de flujos de lava en su superficie. La sonda europea Venus Express produjo excelentes imágenes térmicas en donde se aprecian los drásticos cambios de temperatura en algunas montañas, lo que son fuertes evidencias de vulcanismo en el planeta.